Creando enlaces / Creating connections

In English

Como tantas otras experiencias en la vida de Zoe, sus visitas médicas eran excluyentes.  Su madre podía comunicarse a través de un intérprete en español, pero Zoe, quien tiene 9 años y es sorda, no tenía a nadie que dominara el idioma que ella recientemente había aprendido: el lenguaje a señas de los E.E.U.U.

¨Fue difícil para ella estar quieta durante sus visitas y trataba de huir¨, dijo su madre, Gladys.

Gladys sabe un poco del lenguaje a señas y asiste a clases para aprender más, pero no le podía transmitir todo a su hija en las visitas.

¨Yo descubrí el idioma que utiliza Zoe cuando estaba repasando su expediente médico antes de nuestra primera consulta¨, dijo la Dra. Abby Hendricks.  ¨Sentí que era crucial tener un intérprete de lenguaje a señas para que Zoe pudiera participar en sus visitas tal cual como cualquier otro niño¨.

La Dra. Hendricks se comunicó con su compañera, Jacquie, especialista del acceso lingüístico, quien trabajó con su equipo para encontrar un intérprete de lenguaje a señas para estar en persona en la consulta ese día.

Una vez en la consulta, juntas abordaron varios desafíos pendientes por mucho tiempo.  Ya era hora de que Zoe empezara con un medicamento para su diagnóstico reciente del Trastorno de déficit de atención e hiperactividad y abordaron otros asuntos de la conducta y de la nutrición.  También hablaron de dificultades con la comunicación en casa, y la Dra. Hendricks identificó tecnologías de asistencia para explorar.

Su primera consulta duró dos horas y pudieron seguir captando la atención de Zoe.

¨Tener a un intérprete de lenguaje a señas hizo una gran diferencia¨, notó Gladys.  ¨No sabía yo que fuera posible antes de esta consulta¨.

Le encantó a la Dra. Hendricks ver que Zoe pudo participar en su consulta como parte de su equipo médico por primera vez.

¨Cuando nos conectamos de verdad, es posible salir adelante, ¨ dijo la Dra. Hendricks.  ¨Me da mucho orgullo ser parte de un equipo que puede facilitar tal interacción. ¨

 

Zoe y su mamá, Gladys.

La Dra. Hendricks (izquierda) y Jacquie en el centro de salud escolar de Mosaic en Redmond High.

Leave a Reply

Your email address will not be published.